jueves, 29 de diciembre de 2011

RESIDENCIA EN MALMÖ

A mí, los nombres de las ciudades suecas, o bien me suenan a alguno de los muebles de IKEA, o bien me recuerdan a las novelas de Mankell. Es el caso de Malmö, donde se ubican muchas de las aventuras (o desventuras) del detective Kurt Wallander (uno de mis personajes favoritos de todos los tiempos). Además en esta ciudad, podemos encontrar maravillas como la que presento a continuación.
La casa de Nina Bergsten, interiorista de profesión, parte de un tesoro encontrado en el mercado de antigüedades de Clignancourt, en París. Durante la caza de piezas vintage, para posibles clientes, encontró un espejo antiguo de grandes dimensiones del que se enamoró. A partir de ésta pieza, Nina empieza un viaje personal que termina en una nueva ciudad y una nueva casa donde ubicar el espejo antigüo. No sé cómo sería la primera casa, pero ésta sin duda es una maravilla. Por cierto, el espejo, aparece en las fotografías.








all pictures via Residence

1 comentario:

Fina dijo...

A mí me pasa lo mismo que a ti, com lo de los nombles suecos, pero me gusta mucho la decoración sueca y la entrada que has elegido.

http://esaspequenascosas-fina.blogspot.com/